Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando estás aceptándola (leer)
Política de cookies +
957 40 28 92
fermolina@icacordoba.es

Nulidad cláusula suelo en Hipoteca cancelada.

Es el caso de unos consumidores que solicitan la nulidad de la cláusula suelo y la devolución de las cantidades indebidamente cobradas, mediante demanda de 20 de junio de 2016.

Pero la demanda fue desestimada por el Juzgado de Primera Instancia de Olivenza , con fecha 30 de septiembre de 2.016, e impuso las costas a los demandantes, porque el préstamo hipotecario había sido cancelado. Nada de sorprender cuando tenemos comprobado como los tribunales son los principales defensores de las entidades financieras. Máxime cuando se trata de la Caja Rural del lugar, es decir, en este caso la Caja Rural de Extremadura.

En este sentido conforme a los artículos del Código Civil que señala como aplicable el juzgado, se deduce que no ha tenido en cuenta para nada la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios de 2007, ni obviamente la Directiva 93/13/CEE del Consejo de 5 de abril de 1993.

Por tanto tenemos un Juzgado que 10 años después sigue sin tener en cuenta la legislación aplicable a lo consumidores y pretende aplicar unos artículos genéricos del Código Civil, para negar los derechos que tenían estos consumidores y que acudieron al juzgado para obtener la tutela judicial efectiva.

Realmente resulta desesperante que en 2016 no se aplique la legislación de protección de los consumidores y que se dé la razón a la entidad financiera con unos argumentos claramente improcedentes y además con la correspondiente condena en costas.

Pues bien, parece que el tema se debería solucionar en la Audiencia Provincial de Badajoz, con el correspondiente recurso de apelación. Pues no, resulta que pensando quizás en defender a la Caja Rural del lugar, es decir, de Extremadura, se dicta sentencia en el recurso correspondiente, con fecha 6 de abril de 2017, con argumentos que recuerdan a la STS de 2013, y una vez más la protección a ultranza de las entidades financieras

En realidad, dicho tipo de argumentos llevarán simplemente a la desconfianza de los consumidores con las entidades financieras y que estas se encaminen a su lenta pero inexorable extinción, como ya hemos visto.

La argumentación de la sentencia de la Audiencia Provincial de Badajoz dice:

"[...] revisadas las actuaciones por esta Sala, su acción no puede prosperar, pues, como bien declara el a quo, pretenden declarar la nulidad de una supuesta cláusula suelo relativa a un contrato de préstamo hipotecario inexistente al tiempo de la presentación de la demanda. Ya agotó su finalidad económica-jurídica. " Así lo imponen los principios de seguridad jurídica y de orden público económico, ambos inspiradores de nuestro ordenamiento jurídico, que se verían ciertamente conculcados en caso de acceder a la declaración de nulidad de cláusulas que con el conjunto de cualquier contrato suscrito han desplegado ya toda la eficacia hasta el punto de que la relación negocial entre las partes contratantes se encuentra plenamente extinguida y consumada. " Aparte del quebranto económico que aparejaría si se permitiera, se generaría una inseguridad jurídica mayúscula en cualquier relación que, aunque finalizada por cumplimiento ordinario o a través del procedimiento pertinente, pudiera no obstante ser revisada, y ejemplo de ello lo hallamos en la propia D.T. 4ª de la Ley 1/2013, según la cual, las modificaciones introducidas en el seno del procedimiento de ejecución ya iniciado, únicamente serán de aplicación respecto a aquellas actuaciones ejecutivas pendientes de realizar".

En definitiva desestima el recurso con argumentos improcedentes, como son “Ya agotó su finalidad económico-jurídica”, “…lo imponen los principios de seguridad jurídica y de orden público económico…”. Es decir, en 2017 sigue una Audiencia Provincial desconociendo la legislación nacional y comunitaria de protección de los consumidores.

No hace falta decir que condenando en costas de la segunda instancia a los consumidores recurrentes.

Posteriormente recurren al Tribunal Supremo que dicta STS_3911_2019 (sentencia 12 de diciembre de 2019), que ya parece que les dará la razón a los consumidores.

Pues no. Simplemente se limita a decir que remitan los autos otra vez a la Audiencia Provincial de Badajoz –vuelta a empezar-, porque al parecer el TS no se encuentra plenamente facultado para conocer de todas las cuestiones de hecho y de derecho.

Y como al TS  no les parece correcto el recurso extraordinario por infracción procesal, condena en costas en parte a los consumidores respecto al recurso de casación.

Por tanto ¿Nulidad cláusula suelo aún extinguido el Préstamo?.

¿Si o no?. Pues nada seguimos mareando la perdiz.

Contacto

Dínos como podemos ayudarte

© 2018 - Abogado Fernando Molina | Desarrollado por Dkreativo.es

Fernando Molina Navarro (Abogado) ha sido beneficiario del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al proyecto Diseño y creación de página WEB. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Córdoba.