Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando estás aceptándola (leer)
Política de cookies +
957 40 28 92
fermolina@icacordoba.es

La retroactividad “ab initio”.

Primeramente destacar lo mucho que se ha escrito sobre la retroactividad o no de la nulidad de cláusulas suelo.

Hoy en día el tema es si la retroactividad debe ser desde que se firmó el préstamo o desde la fecha de la sentencia del Tribunal Supremo (mayo 2013). Tema que se encuentra pendiente de sentencia en el TJUE.

Además las partes, es decir, consumidores y banca, defendiendo cada uno sus intereses, se encuentran personados en TJUE, El Gobierno de España desgraciadamente a favor de limitar la retroactividad de la nulidad.


Por otro lado he expresado mi modesta opinión al respecto, defendiendo que es un error jurídico y económico proceder a la limitación de la retroactividad.

En cuanto a que la retroactividad desde la firma pueda producir un trastorno grave económico cada vez más, parece lo contrario, es decir, que el efecto para la economía como apuntan algunos es positivo:


1.- Las reclamaciones a los bancos por los consumidores serían individuales y en muchos casos se resolverían mediante acuerdos transaccionales judiciales y extrajudiciales. Por tanto la posibilidad de una insolvencia de un banco por dicho motivo, queda descartada.


2.- Lo que no han entendido ni el Gobierno, ni tampoco las entidades financieras es que su postura en contra del consumidor -en contra del pueblo- ha causado un desprestigio en el mercado financiero que conlleva una grave caida del hipotecario y de financiación del consumo, lo que imposibilita claramente la salida de la crisis.

Desgraciadamente por mucho que lo afirmen en los medios de comunicación, la mayoría de los ciudadanos saben que no es cierto. Sólo han salido de la crisis las empresas y por el contrario se ha desviado la crisis a los de siempre, es decir, a trabajadores y consumidores. El efecto de reacción de los más débiles está por llegar en forma de populismos.


3.- En realidad es un problema jurídico resuelto incluso en el Derecho romano. La correcta respuesta de nuestro Derecho es que ante la nulidad se produce una retroctividad de sus efectos “ab initio”, por lo que limitar sus efectos desde mayo de 2013 es una aberración jurídica. Un problema jurídico no puede solucionarse con una respuesta contraria a su consecuencia jurídica natural, alegando un argumento económico dudoso como es el trastorno grave económico.


4.- Respecto al futuro la lectura es que si las cláusulas abusivas sólo son corregidas desde que son declaradas por los Tribunales es evidente que dan manga ancha para que inventen nuevas formas de enriquecimiento injusto y a costa del consumidor. Ya sabemos que la imaginación financiera española no tiene limites.


5.- Por último olvida el Gobierno que la devolución al consumidor es un incremento en su renta y que conllevará un aumento en la recaudación por IRPF e IVA al aumentar el consumo.

Contacto

Dínos como podemos ayudarte

© 2018 - Abogado Fernando Molina | Desarrollado por Dkreativo.es

Fernando Molina Navarro (Abogado) ha sido beneficiario del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al proyecto Diseño y creación de página WEB. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Córdoba.