Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando estás aceptándola (leer)
Política de cookies +
957 40 28 92
fermolina@icacordoba.es

Guarda y custodia compartida en Córdoba.

Como tiene declarado el Tribunal Supremo el régimen de guarda y custodia compartida es el normal y deseable: <<Ante todo se ha de partir ( SSTS de 16 de febrero de 2015, Rc. 2827/2013 ) de que el régimen de guarda y custodia compartida debe ser lo normal y deseable, señalando la Sala (SSTS de 29 de abril de 2013 , 25 de abril de 2014 , 22 de octubre de 2014, Rc. 164/2014 ) que la redacción del artículo 92 no permite concluir que se trate de una medida excepcional, sino que al contrario, habrá de considerarse normal e incluso deseable, porque permite que sea efectivo el derecho que los hijos tienen a relacionarse con ambos progenitores, aún en situaciones de crisis, siempre que ello sea posible y en tanto en cuanto lo sea….>> (fundamento Tercero STS nº 391/2015, Sección 1º,  15/07/2015).

 

Para estudiar el alcance de la  declaración de normal y deseable de la guarda y custodia compartida, revisamos las sentencias de la Audiencia Provincial de Córdoba del año en curso:

 

Primeramente partir de que la custodia compartida es efectivamente  la regla general a pesar de que existan discrepancias  entre los progenitores, por lo que parece lo normal cuando se parte del procedimiento de divorcio (Sentencia nº 312/2017, AP Córdoba, Sección 1ª, 22/05/2017). Guarda y custodia compartida que puede ser semanal (Sentencia nº 339/2017, AP Córdob, Sección 1ª, 02/06/2017). Y que la jurisprudencia pretende evitar la “petrificación” de la situación del menor atendiendo a una previa situación de custodia exclusiva materna que impida avanzar en las relaciones con el padre. Por todo ello y como conclusión, siguiendo el criterio jurisprudencial apuntado, procede acoger el régimen de custodia (Sentencia nº 391/2017, AP Córdoba, Sección 1ª, 26/06/2017).

 

Sin embargo el interés del hijo menor, es un criterio prioritario que puede no sólo inclinar la decisión a favor de un régimen monoparental, sino incluso establecer la misma a favor de uno de los progenitores y no del otro (Sentencia nº 306/17, AP Córdoba, Sección 1ª,19/05/2017).

 

Actualmente cambiar a un régimen monoparental en autos de modificación de medidas es más fácil, porque centrándonos en la modificación del régimen de guarda y custodia, se ha de tener presente, que haciéndose eco de la práctica jurisprudencial la Ley 15/2015 de la Jurisdicción Voluntaria modificó, por medio de su disposición final primera, entre otros, el art. 90.3 del C.C ., de modo que la modificación de medidas reguladoras de la separación o divorcio ya no obedece al exclusivo parámetro de alteración sustancial de las circunstancias, sino que “podrán ser modificadas judicialmente o por nuevo convenio aprobado por el Juez, cuando así lo aconsejen las nuevas necesidades de los hijos o el cambio de circunstancias de los cónyuges” (Sentencia nº  /2017, AP Córdoba, Sección 1ª, 30/06/2017).

 

Incluso  el interés del menor no sólo da lugar a que proceda el régimen monoparental, sino además que en el régimen de visitas  se tenga que excluir la pernocta con el hijo, cuando el progenitor se encuentre alojado en una infravivienda o carezca de vivienda (Sentencia nº 258/17, AP Córdoba, Sección 1ª, 28/04/2017)

 

Y que sí es necesario, entre los progenitores,  ” una actitud razonable y eficiente en orden al desarrollo del menor, así como unas habilidades para el diálogo “, para que proceda la custodia compartida (Sentencia nº  156/2017, AP Córdoba, 09/03/2017)

 

Conviene mencionar que la guarda y custodia compartida no tiene obligatoriamente que conllevar la eliminación de la pensión de alimentos, sobre todo cuando los ingresos de los progenitores no son similares (Sentencia nº 279/17, AP Córdoba, Sección 1ª, 09/05/2017).

 

También que el tener los progenitores domicilios en distintas provincias resulta ser una circunstancia que puede excluir cualquier consideración en favor de un régimen de guarda y custodia compartida, pero que en interés del menor puede en ciertas circunstancias dar lugar a un cambio en el progenitor al que se concede la guarda y custodia  (Sentencia nº 273/2017, AP Córdoba, Sección 1ª, 04/05/2017).

 

Por otra parte, se observa una reticencia a que se conceda la guarda y custodia compartida mediante una modificación de medidas,  si partimos de un régimen monoparental anterior  (Sentencia nº 329/2017 AP Córdoba, Sección 1ª, 30 de mayo 2017), máxime cuando se aprecie que la custodia compartida va en perjuicio del menor (Sentencia nº 294/17, AP Córdoba, Sección 1ª 16/05/2017) y que incluso puede acabar en una condena en costa en la alzada (Sentencia nº 290/17, AP Córdoba, Sección 1ª, 15/05/2017).

 

Otra sentencia que también desestima la modificación del régimen monoparental si éste ha funcionado correctamente y no se acredita la conveniencia de cambiar por interés de los menores (Sentencia nº  Nº 140/2017, AP Córdoba, 01/03/2017). También que es necesario un plan contradictorio, para concretar la forma y contenido del ejercicio de la guarda y custodia compartida (Sentencia nº 397/2017, AP Córdoba, 26/06/2017)

 

No obstante,  se ha venido a admitir como cambio de circunstancias el nuevo criterio jurisprudencial en torno a la custodia compartida como cambio de circunstancias susceptible de favorecer la sustitución del régimen monoparental anterior (Sentencia nº 206 /17, AP Córdoba, Sección 1ª, 29/03/2017),

 

También que solicitado en los escritos iniciales un régimen monoparental a su favor, resulta complicado solicitar una de las parte la modificación al régimen de guarda y custodia compartida en el acto de la vista.  No obstante la AP de Córdoba admite que en el acto de la vista se pueda modificar a favor de la custodia compartida, pero aportando el Plan Contradictorio que exige la jurisprudencia del Tribunal Supremos, a partir de la sentencia de 3 de marzo de  2016 (que la “obligación de los padres es no solo interesar este sistema de guarda, bajo el principio de contradicción, sino concretar la forma y contenido de su ejercicio a través de un plan contradictorio ajustado a las necesidades y disponibilidad de las partes implicadas que integre con hechos y pruebas los distintos criterios y las ventajas que va a tener para los hijos una vez producida la crisis de la pareja, lo que no tiene que ver únicamente con la permanencia o no de los hijos en un domicilio estable, sino con otros aspectos referidos a la toma de decisiones sobre su educación, salud, educación y cuidado; deberes referentes a la guarda y custodia, periodos de convivencia con cada progenitor; relación y comunicación con ellos y régimen de relaciones con sus hermanos, abuelos u otros parientes y personas allegadas, algunas de ellas más próximas al cuidado de los hijos que los propios progenitores; todo ello sobre la base debidamente acreditada de lo que con reiteración ha declarado esta Sala sobre la práctica anterior de los progenitores en sus relaciones con el menor y sus aptitudes personales; los deseos manifestados por los menores competentes; el número de hijos; el cumplimiento por parte de los progenitores de sus deberes en relación con los hijos y el respeto mutuo en sus relaciones personales, con la precisión -STS 22 de julio de 2011- de que “las relaciones entre los cónyuges por sí solas no son relevantes ni irrelevantes para determinar la guarda y custodia compartida. Solo se convierten en relevantes cuando afecten, perjudicándolo, el interés del menor”.)  (Sentencia nº 178/2017, AP Córdoba, 20/03/2017).

Contacto

Dínos como podemos ayudarte

© 2018 - Abogado Fernando Molina | Desarrollado por Dkreativo.es

Fernando Molina Navarro (Abogado) ha sido beneficiario del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al proyecto Diseño y creación de página WEB. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Córdoba.